Resumen Australia; un año viviendo entre canguros

Vivir un año en Australia me aportó capacidades extraordinarias como apertura mental, social y cultural

Aún recuerdo como si fuera ayer las semanas previas antes de irme a Australia con un billete de ida. Una mudanza de este calibre exige reunir mogollón de información sobre el país, visados, cultura, clima, regiones y un largo etcétera. Recuerdo muy bien todo el proceso y las sensaciones previas que tuve antes de empezar esta gran aventura en mi vida.

Esta decisión ha sido para mí una de las mejores inversiones que he hecho hasta el día de hoy. Entre otras cosas, me ha permitido aprender a comunicarme en inglés y vivir una experiencia muy especial en uno de los países con mejor calidad de vida del mundo.

Quiero compartir contigo los grandes momentos y aventuras que he podido recoger durante este fascinante periplo. Además, si quieres entretenerte con más experiencias, información y anécdotas de este viaje, puedes leer muchos más relatos en creamandreams, mi primer blog 🙂.

Y es aquí, a un mes de iniciar mi viaje donde se mezcla la curiosa sensación de morir de ganas por llegar al destino, y la premura de despedir esas cosas que seguramente echaré de menos.  Con las cartas sobre la mesa, queda oficialmente iniciada la cuenta atrás. Que la suerte me acompañe y que las buenas vibraciones sean la tónica de la experiencia. ¨Primer post Cream and Dreams¨

Primer Post creamandreams

¿Por qué Australia?

Desde que realicé mi primer viaje a China con 19 años, supe que viajar abre los ojos hacia la vida, permite valorar las cosas que uno tiene y te enriquece social y culturalmente. Quería sentir la sensación de estar aislado para sumergirme lo máximo posible en una experiencia en el extranjero. Ir a Londres por ejemlo, sería demasiado típico y no habría sido tan especial como Australia.

El ritmo de vida difiere mucho de las principales problemáticas de los países occidentales. Sus ciudadanos viven en un ecosistema con grandes oportunidades laborales, una economía en un enclave aislado del mundo para lo bueno y para lo malo. En mi opinión el país goza de un sistema político y económico que facilita libertad en muchos sentidos. Por ésta y muchas otras razones, Australia era mi opción preferida.

Dificultades disfrazadas de fortalezas

De repente te encuentras completamente sólo a miles y miles de kilómetros de tu casa. Tienes que buscar trabajo, casa y adaptarte al nuevo entorno entre otras cosas además de nuevas costumbres y rutinas. No es fácil llegar a un país sin ninguna referencia, pero las dificultades no son más que pequeños desafíos con los que vas aprendiendo mecanismos y habilidades muy valiosas en el plano personal y laboral.

El miedo inicial que uno tiene ante lo desconocido se va disipando a las semanas de llegar. Todas las preocupaciones que uno tiene se van olvidando cuando uno empieza a sentirse cómodo en el nuevo país y comprobar lo sencillo que puede llegar a ser el adaptarse a una rutina completamente diferente. Es incluso divertido.

Oportunidades laborales

Hay diferentes agencias como gostudyaus o aussieyoutoo que me ayudaron de forma gratuita a preparar mi visado de tipo estudiante que me permitiría estudiar a media jornada y trabajar la media jornada restante. Todo a cambio de una comisión que cobran a la escuela de estudio que elijas.

Para encontrar tu primer trabajo, es muy sencillo buscar rápidamente en bares y restaurantes a cambio de un sueldo bastante atractivo por el simple hecho de lavar platos.

Es increíble el bajo desempleo del que goza este país y las oportunidades de las que disfrutan sus ciudadanos. Por poner un ejemplo, hay surferos que trabajan 6 meses para disfrutar los 6 meses restantes surfeando olas. Así de fácil y sencillo es encontrar un trabajo básico y hacer caja al mismo tiempo para disfrutar de tus grandes pasiones.

¿Qué hacer en Australia?

Australia tiene una geografía espectacular. La barrera de coral, las playas del este, los acantilados de Melborune o los desiertos de Uluru, aparte de una fauna propia de serie de televisión. Los animales más peligrosos no tienen por qué ser los más grandes…

Si te gusta el surf, el estado de Queensland tiene unas de las mejores playas para practicarlo. A los australianos les encanta el deporte y dedican mucho tiempo libre a estar en forma al igual de reaizar muchas actividades en equipo.

Estudiar inglés es una de las mejores opciones de vivir en el país con un visado que te permita estudiar y trabajar al mismo tiempo. Además, inscribirte en una de las universidades del país puede ser una gran oportunidad para hacer el combo aprender ingles + emprender una carrera universitaria.

¡No dudes en embarcarte en una experiencia así!

Después de vivir tantas experiencias, aprender tantas cosas y conocer a gente de todos los rincones del planeta es imposible no pensar en el gran sueño que viví. Un sueño breve e intenso del que nunca me olvidaré.

Este tipo de experiencias hace que un año sea el equivalente a una vida entera. Cada día es diferente y único para tu propio desarrollo, conocerte más a ti mismo y tener una experiencia atípica desde otro punto del planeta. Un viaje transformador que te va a dar frutos para el resto de tu vida.

Guardo Australia con mucho cariño y tengo la espinita de no haber visitado Nueva Zelanda, otro lugar espectacular. ¿Cuánto tardaré en escribir un post sobre los kiwis (Kiwi es el apodo utilizado internacionalmente para los habitantes de Nueva Zelanda)?

Y tú, ¿Cuál es el viaje que más te ha transformado en la vida?

¿Te interesa este contenido?

Entonces te recomiendo que te suscribas a Solanews para recibir semanalmente un post nuevo y/u otra información de interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.